fbpx

Corona Dental

Tipos de coronas o fundas dentales.

La corona dental es una cubierta con la misma forma que un diente. Se sitúa sobre el diente natural del paciente para reemplazarlo. Además de perfilarse como un proceso estético, su naturaleza es funcional, ya que sustituye al diente originario, convirtiéndolo en más práctico y útil.

Corona dental

¿Cuáles son los tipos de una corona dental?

Las coronas dentales se suelen clasificar según la clase de material que se emplea y su durabilidad, de manera que tenemos coronas o fundas de:

  • Metal: son las más duraderas y las que más aguantan el desgaste. Son poco vistosas, por ello se utilizan para los dientes posteriores.
  • Metal-porcelana: confeccionadas moldeando porcelana con metal, son similares a las coronas de metal, pero con una capa de porcelana. Este hecho las convierte en más estéticas, aunque menos sólidas.
  • Porcelana: esta clase de corona dental es más natural que las anteriores, ya que posee el mismo color que la dentadura. Adecuadas para las personas con alergia al metal, no son tan resistentes como las coronas fundidas en metal. Por este motivo, se insertan casi en exclusiva en los dientes delanteros.
  • Zirconio: la parte interna de esta corona dental está fabricada con el metal que le da nombre: el zirconio. Mientras, su parte exterior está cubierta de cerámica.
  • De composite: este material es similar a la resina que se utiliza para los empastes. Tienen el inconveniente de que son más frágiles y se desgastan con facilidad.

La corona de metal-porcelana

La corona de metal-porcelana está compuesta por una aleación interior de diversos metales y una capa externa de porcelana. Entre sus ventajas destaca su vigor. Por ello, los dentistas las aconsejan para los dientes con los que se efectúa más fuerza, como son molares y premolares. Otra de sus virtudes radica en que confieren al diente un aspecto natural.

Entre sus inconvenientes, las posibles alergias que el metal puede producir. Por otro lado, crea un efecto sombra, ya que la luz que atraviesa la porcelana se refleja en el metal. Además, las encías dejan entrever el metal con el tiempo, puesto que se retraen.

Coronas estéticas

Las coronas de porcelana son actualmente las más estéticas. Existen dos clases, como se ha indicado: las metálico-cerámicas y las de porcelana pura. Dentro de las coronas de cerámica pura, existen diversos tipos: aluminio y zirconio, entre otros.

Corona de zirconio

Ofrece la ventaja de su mayor durabilidad y adaptación y una estética más óptima. Se trata de coronas más ligeras, no provocan alergia y se pueden emplear para tomar comidas y bebidas tanto frías como calientes, sin experimentar sensaciones desagradables. Su único inconveniente radica en su precio, que es más elevado.

Corona de porcelana e.max

Compuesta por disilicato de litio (un tipo de porcelana), está indicada para tratamientos de estética dental cuando no pueden utilizarse las carillas dentales. Sus características residen en una gran durabilidad, estética y resistencia. Nos encontramos asimismo con la desventaja de un mayor precio.

Solicitud de información





    1ª Consulta Gratuita – Somos Especialistas en Diseño de sonrisas.

    Menú

    Empleamos cookies propias y de terceros para analizar el trafico, ofrecer funciones de redes sociales y personalizar anuncios. Por ello, compartimos informacion sobre el uso que haga del sitio web con google y nuestros partners de redes sociales. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Abrir chat